Banner
Banner

ILERBAITS

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Filosofía del CarpFishing. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Viernes, 06 de Enero de 2012 11:44

El principio fundamental de la modalidad de pesca de CarpFishing, es el respeto.


Respeto al entorno donde se desarrolla nuestra afición. El medio ambiente es un bien muy apreciado por el carpista (es como se define al practicante de esta modalidad), el cuidado de la naturaleza, de las protagonistas de nuestros madrugones y desvelos, las carpas, por sus aguas y lindes donde crían y viven, con todo esto respeto.


Algunos nos han llamado los ecologistas de los pescadores, con una sonrisa de complicidad, como si fuéramos bichos raros. Lo que no se dan cuenta es que el carpista está orgulloso de ser denominado así, puesto que estamos convencidos de  nuestra mentalidad de captura y suelta del cuidado de la naturaleza, del cuidado de las propias carpas, creemos firmemente que ese es el único camino, así es el futuro de la pesca.


No hay mejor escenario para un carpista que la posibilidad de pescar en un entorno limpio y repleto de vida, donde se funde con la naturaleza, donde poder realizar lo que más le gusta, tantear las grandes carpas en un silencio casi ceremonial, procurando que su presencia pase lo más inadvertida posible, buscando el engaño a la “gran” reacia, a la esquiva que apenas se deja vislumbrar en el turbio cauce, pero que promete con un lomo de los que hacen suspirar al carpista, soñando con la gran picada y una lucha breve pero intensa, hasta obtener el preciado trofeo de una foto de ensueño fruto de una gran cantidad de horas y días y por que no decirlo de dinero, invertidos en ese preciado momento, finalizando con el glorioso capítulo de la suelta, cuando el rostro del carpista refleja esa devoción y respeto dejando que la corriente aliente a la carpa para que al poco ésta con un movimiento siempre inesperado de la cola dice adiós al que durante un rato se extasiará mirando como se pierde en la corriente.


Estas sensaciones son el único trofeo a que aspira un verdadero carpista, para ello es consciente de que la carpa deberá volver a su elemento en las mejores condiciones posibles y en el menor tiempo, para ello hará de su objetivo principal el uso de herramientas adecuadas a tal fin, una sacadera amplia y cómoda, una moqueta de recepción que permita poder desanzuelar y tratar las heridas con el antiséptico, procurando quitar lo menos posible la capa de mucosa del pez, su principal barrera a las enfermedades y parásitos, la foto deseada y de nuevo al agua con cuidado de hacerlo con suavidad y delicadeza.


La esperanza puesta siempre en una repetición con la  misma protagonista en un futuro no muy lejano, fruto del buen trato y del mínimo impacto sufrido por el pez.

Un verdadero carpista acaba su estancia en la orilla con una recogida de materias no naturales, tanto suyas como de otros no tan comprometidos con la naturaleza, para poder volver otro día, sabiendo que está cuidando el entorno, puesto que desea que su estancia en el lugar genere el mínimo daño medioambiental.

Éste es el verdadero secreto del Carpfishing, por lo que el uso de trípodes, cañas, alarmas y demás utensilios que se ven en las orillas, no son imprescindibles, puesto que el Carpfishing se lleva en el corazón, no en el equipo.

Última actualización el Miércoles, 20 de Junio de 2012 16:44
 
 

CARPMAG

último número de la revista CarpMAG, Carpfishing Webcarp.com

¿Conoces CarpMAG, la revista de carpfishing y catfishing?

ACTUALIDAD WEBCARP

Banner
Banner

IlerCarp © by EnricBellet 2012